Developed in conjunction with Ext-Joom.com

La piel del rostro es la más expuesta al polvo y a ciertos contaminantes ambientales que la llenan de impurezas, la irritan y la hacen propensa a desarrollar puntos negros, espinillas y envejecimiento prematuro.

 

De allí, que la higiene facial constituya un hábito indispensable para mantener la piel saludable y joven.

No basta con lavarnos a diario la cara con agua y jabón y desmaquillarnos por la noche. La limpieza facial es algo más complejo que posee tres niveles distintos. MArylin te presenta su rutina de cuidado del rostro:

Leche limpiadora  facial  Dermoprotectora. 

Piel normal a mixta.  220 mL – 7.33 fl/oz

Leche muy suave, sin tensioactivos, que elimina en profundidad las impurezas de la piel. Elimina rápida y totalmente el maquillaje de cara y ojos, se retira con un algodón, no requiere agua. Posee una acción emoliente, hidratante y calmante. Sustituto del jabón que suaviza y limpia en profundidad todo tipo de pieles incluidas las más sensibles, frágiles e irritables.

Loción Tónico Astringente facial Revitalizante.

Piel normal a mixta.  220 mL – 7.33 fl/oz

Calmante, descongestionante, refrescante, antioxidante, tonificante, ayuda a conservar la hidratación natural de la piel.

Tiene doble efecto tónico - astringente que ayuda controlar las secreciones sebáceas mejorando el aspecto de las pieles grasas y con acné.

Crema Facial Humectante Dermoprotectora.

Piel normal a mixta.  150 mL – 5.0 fl/oz

Fórmula creada para pieles normales a mixtas.  El Karité es muy rica en vitaminas A, D, E y F; entre sus propiedades se destacan el poder hidratante, nutritivo y emoliente que le devuelven a la  piel su elasticidad y previene el envejecimiento. Si se usa diariamente se logra mejorar la salud y el aspecto de la piel.

Como complemento a éste trío de cuidado facial Marylin te recomienda aplicarte la mascarilla facial y corporal  al menos 3 veces por semana.

Mascarilla facial y corporal.

Para todo tipo de piel. 325 g. – 10.83 fl/oz

Esta fusión de manzanilla, caléndula, romero y quina, hacen de esta mascarilla, un producto suave y no agresivo.  Contiene regeneradores, purificadores, tonificantes y calmantes; favorece la recuperación de la humectación natural de la piel, ayuda a nutrir y revitalizar, dejándola más suave y tersa.

CONOCE NUESTRA LINEA DE PRODUCTOS:

       


volver arriba

Comparte éste artículo:

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter
Top of Page